Archivo de la etiqueta: Colegio de economistas

Barómetro de economía – I semestre de 2016

barometro_1S_16_200x200

Ante el nuevo escenario político y la probabilidad de que produzca en breve una reforma fiscal, el 48,6% de los economistas gallegos apuesta por la reducción del IVA como principal medida de política fiscal para impulsar el crecimiento económico. Los profesionales que señalan el cambio en el impuesto de sociedades y en el IRPF, como elemento clave de la mejora económica representan un 21,7% y un 22,7%, respectivamente. Los que perciben los impuestos especiales a la energía como objetivos prioritarios de una reforma a la baja representan el 5,4% de casos.

Estos datos, extraídos del Barómetro de Economía del primer semestre de 2016, han sido presentados en el día de hoy en A Coruña por el director de la publicación, Venancio Salcines, y por la directora del estudio, María Jesús Freire Seoane, profesora titular del departamento de Análisis Económico en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de A Coruña. En el acto también participó el presidente del Consello y decano del Colegio de Economistas de A Coruña, Miguel Vázquez Taín.

Al exponer la información resulta interesante la desagregación de respuestas de acuerdo al área de actividad en el que trabajan los entrevistados. Defienden la reducción del IVA de forma rotunda los encuestados de los sectores de servicios (66,7%), industria (54,6%) y banca y seguros (53,3%). Mientras, los profesionales que trabajan en el sector de la construcción son los que demandan, en mayor medida (50%), una reducción del IRPF. Los empleados en el sector de consultoría y asesoría y los de la Administración pública son los que indican, con mayores porcentajes, que bajar el impuesto de sociedades sería una opción interesante para el crecimiento (24,1% y 21,1%, respectivamente).

Los que trabajan en el sector de la construcción registran porcentajes importantes a la hora de valorar los impuestos especiales a la energía como elementos claves para el crecimiento.

El 62,8% de los economistas reclaman la reducción del IVA

En cuanto a la opinión sobre la posibilidad de subir, mantener o bajar el IVA, 2 de cada 3 profesionales opina que el IVA debería de bajarse y 1 de cada 4 indica que el IVA debería mantenerse tal y como está actualmente. Dicho de otro modo, con la información manifestada por los entrevistados, se observa que el 62,8% de los entrevistados opina que el IVA se debe reducir, el 28,4% que se debe dejar tal y como está actualmente. Tan sólo el 8,7% indica que existe algo de margen para un incremento del IVA, usando el exceso de recaudación para reducir cotizaciones sociales de los trabajadores (6,1%) y dándole a ese exceso otro uso (2,6%).

La percepción sobre la mejoría de economía gallega se resiente en el primer trimestre

Los datos sobre la percepción de los economistas respecto a la situación de la economía gallega en relación al año anterior muestran que el 32,63% perciben la situación como “mejor”, el 40,33% dice que “igual” y el 27,04% la califican como “peor”. Si se compara la evolución de esta opinión sobre la economía gallega a lo largo de los barómetros anteriores desde el año 2010 hasta el momento actual, los profesionales opinan que la economía se ha estabilizado, aunque la calificación de “peor” cambió su signo descendente iniciado en 2012, creciendo en este primer semestre de 2016 hasta más de ocho puntos.

En detalle, los datos analizados en el estudio permiten afirmar que la percepción de que la economía está  mejor se ha estabilizado en torno al 32,5% (valor máximo de la serie disponible), mientras que la percepción de “peor” cambió su signo descendente iniciado en 2012 (quedando en 2015 en el 18,61%) y se sitúa en el primer semestre de 2016 con una subida de hasta el 27,04%.

Paro e inadecuada dimensión de la estructura de las empresas, principales problemas 

Para el conjunto de los profesionales el paro sigue siendo el problema más importante (72%) de los gallegos, seguido de la inadecuada dimensión de la estructura de las empresas de la comunidad (51%), el  déficit de infraestructuras y comunicaciones (41%), la debilidad en la demanda interna/externa (37%), la escasez de crédito (32%) y los costes laborales (30%). Con valoraciones muy residuales, el precio de los combustibles (12%), el acceso a las tecnologías de internet (5%) y, por último, la cotización del euro (2%).

El análisis desagregado a nivel provincial de los problemas actuales de la economía gallega, permite además realizar las siguientes matizaciones: El problema del paro registra ligeras diferencias según la provincia de residencia del entrevistado, con una mayor incidencia para los economistas de Pontevedra (77%) con respecto al resto.  Mientras que la inadecuada dimensión de la estructura de las empresas gallegas es máxima para los profesionales de Lugo y Ourense (59%). Asimismo, el déficit de infraestructuras y comunicaciones se hace especialmente acuciante en Ourense (54%), la debilidad en la demanda interna/externa se percibe de forma especialmente relevante en Pontevedra (49%) y la escasez de crédito registra valores elevados para los economistas de Pontevedra y A Coruña, con valores del 35% en ambos casos.

Al comparar estos resultados con los obtenidos como promedio en los barómetros anteriores se observan ciertos cambios significativos en la dinámica económica y, aunque el paro sigue siendo con mucha diferencia la principal preocupación de los entrevistados, seguido por la “Inadecuada dimensión de la estructura de las empresas gallegas, en el primer semestre de 2016 toma mucha relevancia el déficit de infraestructuras y comunicaciones y vuelven a repuntar los costes laborales. También es llamativa la caída en la valoración de la escasez de crédito como un problema para la economía de Galicia.

Otras cuestiones de actualidad

El “Barómetro de Economía” incluyó también en su análisis de actualidad las valoraciones sobre la necesidad de una reforma en las administraciones locales, autonómica y estatal para reducir la burocracia que lastra las relaciones empresariales. En este sentido, la opinión sobre la influencia negativa de la burocracia se reparte prácticamente de modo equitativo entre la Administración central (33%), Xunta (35,1%) y las administraciones locales (37,7%), siendo no obstante éstas últimas las que los economistas consideran que precisan con mayor urgencia de una reforma para reducir sus niveles de burocracia. Tan sólo un 1,2% de entrevistados han declarado que no existe este problema de burocracia y que la situación es óptima en los tres niveles.

El estudio muestra una serie de matices reseñables sobre las variaciones en las percepciones al disgregar el análisis según la provincia de residencia de los economistas. Destaca la mala percepción que tienen los profesionales de la provincia de Lugo sobre los niveles de burocracia en la Xunta de Galicia y de la Administración local, con el 51,4% de las respuestas. Para los entrevistados de la provincia de A Coruña, la Xunta de Galicia aparece como la peor valorada, con el 36,4%. Para los de Pontevedra, en cambio, la Xunta es la que mejor valorada (24,1%), y la penalización es para la administración local (38,4%) y la central (33,9%).

La desagregación según el sector de actividad en el que trabajan los entrevistados muestra también importantes diferencias en las respuestas. Los más críticos con los niveles de burocracia de la Administración central son, con mucha diferencia, los economistas que trabajan en el sector de la industria (47,7%), todo lo contrario de lo que opinan aquellos que trabajan en el sector de la construcción. Por el contrario, los economistas vinculados con el sector de la construcción son los más críticos con la Xunta (66,7% de casos). Mientras que los que mayores quejas tienen hacia las administraciones locales son los profesionales de  la banca y los seguros (60%).

Presentado el Barómetro de Economía (edición 2º semestre 2015)

2016030909355689715El arranque del año no está siendo tan bueno como se esperaba y esta realidad que se palpa en la calle ha llegado hasta el “Barómetro de economía”, que realiza el Observatorio Ocupacional de la UDC, y que ayer se presentó en Vigo. La encuesta a sus socios revela que tres de cada cuatro economistas gallegos considera que la inestabilidad política influye de forma negativa en la recuperación económica.
El director de la publicación, Venancio Salcines, precisó que dentro de ese 75% hay un 40% que considera que ya va a afectar negativamente de modo inmediato y otro 35% que cree que sólo será así si se alarga en el tiempo. Salcines constató que “las variables macro ya muestran un enfriamiento de la economía” pero que “una cosa es posponer una decisión de compra y otra anularla, como cuando estábamos en crisis”.
Los colegiados de la provincia de Ourense son los más optimistas a este respecto y los de Pontevedra los más pesimistas.
Los resultados, correspondientes al segundo semestre de 2015, muestran una ligera ralentización en el ritmo de crecimiento económico, tanto desde el punto de vista de las expectativas, como en la búsqueda de soluciones a los problemas de la economía gallega. Así, un 53% de los economistas manifiesta que la situación de la economía gallega está igual respecto al año anterior. Además, la percepción de que la economía está mejor ha descendido considerablemente (28%) en relación al barómetro del primer semestre de 2015 (36,7%).
Teniendo en cuenta el sector de actividad de los entrevistados, se observa que los trabajadores de la industria predominan en su valoración optimista sobre la situación de la economía gallega (38%), mientras que los colegiados de la construcción presentan las valoraciones más pesimistas (26,7%).
Para los profesionales, el paro sigue siendo el problema más importante (80%) y las medidas que reclaman como urgentes son mejorar el sistema educativo, seguido de la captación de inversión extranjera, la creación de nuevos nichos de empleo y la reactivación del sector agrario. Además, el 60% de los encuestados afirma que existe un crecimiento del consumo familiar y con respecto a la crisis del crédito, un 45% opina que el mercado del crédito ha mejorado o está totalmente normalizado frente a un 54% que indica que todavía está muy debilitado o no ha mejorado en absoluto.

Presentado el Barómetro de Economía (2º semestre de 2014)

economistas-gallegosEl 76% de los economistas gallegos considera que los casos de corrupción inciden negativamente en la recuperación económica del país. Este dato se desprende de los resultados del “Barómetro de Economía” realizado por el Consello Galego de Economistas correspondiente al segundo semestre de 2014, que fueron presentados esta mañana en la ciudad ourensana.

Los datos de esta oleada del Barómetro han sido presentados esta mañana en Ourense por la directora del estudio, María Jesús Freire Seoane, profesora titular del departamento de Análisis Económico en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de A Coruña. Al acto también asistió el presidente del Consello y decano del Colegio de Economistas de A Coruña, Miguel Vázquez Taín, y el decano del Colegio de Economistas de Ourense, Guillermo Diez, quien ejerció de anfitrión.

Sigue leyendo

Barómetro de economía – primer semestre 2014

64-economistasEl 64% de los economistas gallegos ve la situación de economía de Galicia en el primer semestre de este año mejor o igual que en el segundo semestre de 2013, mientras que el 36% de ellos perciben un empeoramiento. En concreto, un 24% considera que existe una mejoría, el mayor porcentaje alcanzado desde el año 2010, mientras que un 40% señala que la coyuntura continúa de modo similar.

Así se recoge en el Barómetro de Economía que realiza el Consello Galego de Economistas, dirigido por la Directora del Observatorio Ocupacional de la Universidade de A Coruña, María Jesús Freire Seone, quien subrayó ayer que “se reafirma la tendencia” del último informe, en el que se aprecia “un cambio positivo en el futuro económico”, si bien reconoció que “falta tiempo” para que esta mejoría se perciba entre “la gente de la calle”.

Sigue leyendo

Barómetro de economía del 2º semestre de 2013

04febFacultad de Ciencias Económicas – Universidade de Santiago de Compostela

El 69% de los economistas gallegos consideran que la escasez de crédito se ha convertido en el principal problema económico en Galicia. Este dato se desprende de los resultados del primer “Barómetro de Economía” realizado por el Consello Gallego de Economistas correspondiente al segundo semestre de 2013 y consistente en una encuesta semestral realizada a miembros de los cuatros colegios provinciales.

El Barómetro de Economía, promovido inicialmente por el Colegio de Economistas de A Coruña, inicia una nueva etapa vinculada al Consello Galego de Economistas, órgano que aglutina a los cuatro colegios provinciales, con el objeto de abordar la situación económica de toda Galicia.

Los datos extraídos del Barómetro del segundo semestre de 2013 han sido presentados esta mañana por el director de la publicación y vicedecano del Colegio de Economistas de A Coruña, Venancio Salcines, y por la directora del estudio, María Jesús Freire Seoane, profesora titular del departamento de Análisis Económico en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de A Coruña y Directora del Observatorio Ocupacional de la UDC. Al acto también asistió el vicepresidente del Consello y decano del Colegio de Economistas de A Coruña, Miguel Vázquez Taín, y el impulsor del Consello Galego de Economistas, Roberto Pereira.

Los responsables del informe solicitaron a los profesionales entrevistados que valorasen la situación económica gallega, provincial y española. La economía de A Coruña es la mejor valorada, por encima de la regional y nacional, con una calificación de 4,7, seguida de Galicia con un 4,5 y, por último, la española, con un 4,3. La provincia de Ourense es la peor valorada, con un 3,7, seguida por Lugo, con un 4,0. Pontevedra consigue la misma valoración que la economía española, un 4,3.

En relación al año anterior, el 50,91% de los economistas gallegos perciben que la situación económica en Galicia está “peor”. La percepción varía según la provincia. Así, el 59,70% de los encuestados de Lugo y el 52,50% de los de Ourense valoran más negativamente la evolución de la economía gallega, siendo los colegiados de A Coruña (48,21%) y los de Pontevedra (48,89%) los que tiene una valoración más favorable de la situación.

La percepción del contexto actual según el sector de ocupación de los profesionales entrevistados manifiesta que los que perciben como peor la situación actual de la economía gallega son los trabajadores de construcción, y de banca/seguros con el 54,84%% y 54,55%. Los que tienen la percepción más optimista son los trabajadores de industria (22,86%) y los de otros servicios (21,11%).

En el apartado de problemas actuales, el paro, el problema que se ha destacado como más importante a lo largo de los últimos barómetros publicados por el Colegio de Economistas de A Coruña, ha registrado un ligero descenso en el segundo semestre de 2013 (67%) y ha sido desbancado del primer puesto por la escasez de crédito (69%). En un segundo orden de magnitudes, la inadecuada dimensión de la estructura de las empresas gallegas (43%) y la debilidad en la demanda interna/externa (42%) son percibidas como muy importantes. Les sigue el déficit de infraestructuras y comunicaciones (24%) y los costes laborales (22%).

Entre las acciones más necesarias para el fomento del empleo, la mayoría de los encuestados reclama la exigencia de mejorar el sistema educativo (puntuando esta medida con un 8,30 sobre 10). También abogan por captar inversión extranjera (7,9 sobre 10); crear nuevos nichos de empleo (con una calificación de 7,7 sobre 10) y reactivar el sector agrario (6,8 sobre 10). La reactivación del sector de la construcción y el incremento del empleo público se perciben como medidas poco importantes.

El 16% de los economistas están a favor de la adquisición de Novagalicia Banco por Banesco

El último bloque del estudio recoge la opinión de los encuestados con respecto a temas relacionados con la actualidad. En esta ocasión se cuestionó la adquisición de Novagalicia Banco por Banesco; la situación del sector naval en Vigo tras la compra de Barreras por PEMEX; y la incidencia del peso del sector lácteo en la economía gallega.

El 16% de los encuestados afirma posicionarse a favor de la adquisición de Novagalicia Banco por Banesco. Tan sólo el 3,8% de economistas entrevistados considera que es una mala noticia para Galicia. La mayoría del sector mantiene una posición prudente respecto a esta operación financiera. El 58,65% indica que es pronto para valorar si está adquisición es buena para la economía gallega y el 21,80% opina que es irrelevante quién sea el comprador, lo único importante es que sea un agente activo en el mercado de crédito. Los economistas de A Coruña y Pontevedra son los que tienen la opinión más favorable respecto a este tema.

Con respecto a la compra de Astilleros Barreras por PEMEX, el 10,38% de los economistas gallegos tiene una visión positiva, el 62,80% son más cautos y opinan que podría provocar sinergias positivas, pero este hecho por sí solo no asegura la pervivencia del sector naval en la comarca viguesa y, por último, el 21,45% de encuestados piensa que el sector apenas se beneficiará de esta adquisición y que seguirá viviendo una profunda crisis.

Por último, el 33,16% de los encuestados indica que el sector lácteo puede convertirse en motor de crecimiento del campo gallego, mientras que el 59,89 expresan dudas sobre esta cuestión. La cifra más favorable se registra en la provincia de Lugo, en donde uno de cada dos economistas (47,76%) opina que el sector es fundamental para dinamizar el medio rural de Galicia.

Barometro de economía del 2º trimestre

2013_15julSala de prensa del Colegio de Economistas de A Coruña

El 51% de los economistas de A Coruña encuestados afirman que el crecimiento económico se aproxima o, al menos, de que los procesos de decrecimiento se han detenido. Este dato se desprende de los resultados del “Barómetro de Economía” correspondiente a los meses de abril a junio, la segunda oleada de este año.

Los resultados del segundo trimestre de 2013 han sido presentados esta mañana por el vicedecano de la entidad colegial, Venancio Salcines, y por la directora del estudio, María Jesús Freire Seoane, profesora titular del departamento de Análisis Económico en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de A Coruña.

Los responsables del informe solicitaron a los profesionales entrevistados que valorasen la situación económica coruñesa, gallega y española. Los resultados muestran una mejor percepción con respecto al barómetro anterior, así la economía provincial es la mejor valorada, por encima de la regional y nacional, con una calificación de 4,4, seguida de Galicia con un 4,09 y, por último, la española, con un 3,82. En relación con el mismo período del año pasado se percibe una mejoría en la percepción del 4,01% de los economistas coruñeses. El porcentaje de respuestas con la calificación de ‘peor’ confirma su tendencia descendiente y se sitúa en el 73,91%, lo que podría interpretarse como un cambio de tendencia.

La percepción del contexto actual según el sector de ocupación de los profesionales entrevistados manifiesta que los que perciben como peor la situación actual de la economía gallega son los trabajadores de Consultoría/Asesoría, y de Banca/Seguros con el 77,78% y 73,08%. Los que tienen la percepción más optimista son los trabajadores de “Banca, Seguros” (8,70% y los de Otros (5,88%). En general se observa una mejor percepción de la economía regional con respecto al año anterior en todos los sectores, excepto en la Industria, que baja del 1,82 al 1,73.

En el apartado de problemas actuales en la provincia de A Coruña, el paro sigue en cabeza como caso de mayor preocupación para los economistas (80%), seguido de la debilidad en la demanda interna/externa (69,30%) y la inadecuada dimensión de la estructura de las empresas gallegas (51,70%). El déficit de infraestructuras y comunicaciones, los costes laborales y el precio de los combustibles, son también percibidos como problemas importantes, pero ya a una mayor distancia, con 26,70%, 24% y 22,70%, respectivamente.

Entre las acciones más necesarias para el fomento del empleo, la gran parte de los encuestados reclama la exigencia de captar inversión extranjera (puntuando esta medida con un 8,30 sobre 10). También abogan por mejorar el sistema educativo (8,17 sobre 10) y crear nuevos nichos de empleo (con una calificación de 7,91 sobre 10). La reactivación de los sectores agrario y construcción, puntuado con un 6,83 y 4,88 respectivamente sobre el total, se adelanta al incremento del empleo público, que no se aprecia como medida estrictamente necesaria (un 3,76 sobre 10).

Más del 92% a favor de la fusión municipal

El último bloque del estudio recoge la opinión de los encuestados con respecto a temas relacionados con la actualidad. En esta ocasión se cuestionó la reforma del sistema de pensiones, la fusión de ayuntamientos y la percepción de mejoría en la economía española prevista por el Gobierno para 2014.

El 23,41% de los encuestados indica que el sistema de pensiones debe seguir igual, pero modificando la edad de jubilación y vinculando la revalorización a la solvencia del sistema. El 51,84% es más drástico respecto a la reforma y afirma la necesidad de transformar el sistema actual de solidaridad intergeneracional en otro vinculado a lo que cada uno haya aportado. Un 21,07% opina que no debería de modificarse ‘en absoluto’.

Con respecto a la fusión de municipios, el 92,67% de los encuestados afirma posicionarse a favor. El 73,67% indica que estas fusiones deben ser forzosas y estar promovidas por la Administración Pública, mientras que el 19 % precisan que deben ser siempre voluntarias.

Por último, el 48% de los economistas coruñeses indica que no es ‘nada obvio’ que hayamos llegado al final de la crisis. El porcentaje restante se divide entre los que apoyan el razonamiento de Mariano Rajoy, quien señala 2014 como el año del optimismo (10,33%) y los que se muestran más cautos y aseguran que hemos entrado en una fase de crecimiento plano, a la que no le ven el fin (40,67%), conformando un 51% de profesionales que perciben crecimiento económico.